cemp-horizontal-ok
especialidades de laboratorio por análisis clínico

¿Cuáles son las especialidades de laboratorio por análisis clínico?

Artículo redactado por el equipo de CEMP

¿Sabes cuáles son las especialidades de laboratorio por análisis clínico? Si es un área de trabajo que te interesa, es importante que estés familiarizado con sus principales especialidades, de modo que puedas formarte adecuadamente.

Si eres de la rama de ciencias y simplemente te llama la atención el tema, pero no sabes muy bien en qué se concreta, en este artículo podrás encontrar una explicación detallada del mismo.

Y es que el contexto de un laboratorio clínico es realmente muy variado, con un enfoque multidisciplinar. De ahí que tenga que estructurarse en diversas especialidades. 

De todos modos, antes de entrar en materia, es interesante partir de una definición básica de a qué nos referimos cuando hablamos de laboratorios clínicos.

¿Qué es un laboratorio clínico?

Los laboratorios clínicos son centros dedicados al análisis de muestras biológicas. Allí trabajan profesionales provenientes de diferentes ámbitos científicos (técnicos de laboratorio, auxiliares, analistas, químicos, médicos, patólogos, biólogos, bioquímicos, biotecnólogos…). 

Sus funciones son el estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los seres humanos. 

De este modo, los laboratorios son una herramienta de salud colectiva fundamental en nuestros días. Podemos encontrarlos tanto en el sector público (por ejemplo, dentro de hospitales públicos) como en el privado (en hospitales privados o en distintas entidades o empresas).

Además, la importancia del análisis clínico no ha dejado de crecer en los últimos años y sigue al alza en todo el mundo, por lo que supone un terreno de estudio con mucho futuro y una excelente alternativa laboral. 

Principales especialidades de laboratorio de análisis clínicos

Como decíamos, existen numerosas áreas relacionadas con el análisis clínico.

Algunos laboratorios ofrecen un servicio integral, que abarca desde los análisis más rutinarios hasta los más sofisticados. Otros, sin embargo, están especializados en áreas concretas.

Por tanto, ya sea bajo una única dirección o como servicios independientes, las principales especialidades de un laboratorio clínico suelen ser las siguientes:

1. Hematología

Esta especialidad del laboratorio de análisis clínicos se dedica al estudio de la sangre y sus tejidos (por ejemplo, la médula ósea), así como a la prevención y tratamiento de enfermedades que tienen que ver con su producción. 

Principalmente, se realizan pruebas de contabilidad sanguínea, morfología y coagulación, siendo el hemograma una de las más solicitadas.

Dentro de esta especialidad se distinguen las siguientes áreas:

  • Área de recuento/morfología: se realiza el recuento de eritrocitos, leucocitos, plaquetas y otros componentes sanguíneos. Así mismo, se determinan valores como el hematocrito, el volumen de glóbulos rojos o eritrocitos en relación con el volumen total de la sangre, la hemoglobina, la velocidad de sedimentación globular, etc. 
  • Área de coagulación: en este caso, el análisis de la sangre se dirige a la búsqueda de trastornos hemorrágicos, hipercoagulabilidad, etc. Utiliza las pruebas de valoración de la hemostasia, como el tiempo de protombina, tromboplastina y sangría, entre otras. 
  • Área de técnicas especiales: esta área se ocupa de determinar alteraciones en cuanto a los glóbulos rojos, hemoglobinas y alteraciones enzimáticas. 

2. Bioquímica clínica

Se trata de aquella especialidad que utiliza diferentes procesos para la medición de componentes químicos, tanto en las fracciones líquidas de la sangre como de la orina, y aplica pruebas para su análisis.

De este modo, se centra, sobre todo, en la química sanguínea de rutina y análisis generales de orina. Veamos sus áreas principales:

  • Área de bioquímica automatizada o técnicas manuales: glucosa, ácido úrico, colesterol, HDL colesterol… 
  • Área de proteínas: determinación de proteínas y albúmina sanguínea.
  • Área de orinas: dedicada al análisis fisicoquímico de la orina (uroanálisis) y el examen microscópico del sedimento urinario: glucosuria, hematuria, leucocitos y calcio en orina, electrolitos, etc. Los resultados permiten diagnosticar enfermedades renales, del tracto urinario o hepáticas, entre otras.

3. Microbiología clínica

Dentro de las especialidades de laboratorio por análisis clínico, la microbiología sirve para la detección de las enfermedades infecciosas, principalmente a través del estudio de los organismos procariotas (bacterias…) y eucariotas (hongos…).

Habitualmente, se divide en las siguientes áreas: 

  • Área de bacteriología: identifica las bacterias por medio de cultivos y pruebas bioquímicas.
  • Área de micobacterias: dedicada, sobre todo, a la detección de la micobacteria causante de la tuberculosis humana. También se ocupa de otras micobacterias no tuberculosas. 
  • Área de micología: se centra en el estudio de los hongos responsables de enfermedades humanas. 
  • Área de parasitología: estudio de los parásitos (sobre todo, protozoos, helmintos y artrópodos) que causan enfermedades parasitarias en el ser humano, a través de técnicas microscópicas. Dentro de esta, la coproparasitología se encarga del análisis de las materias fecales y la presencia de microorganismos infecciosos en ellas. 
  • Área de virología: análisis de los virus que provocan enfermedades en los seres humanos. 
  • Área de serología: área que realiza pruebas de antígenos o anticuerpos en suero (pruebas serológicas) empleando técnicas inmunológicas. 
  • Área de marcadores tumorales: dedicada al análisis de los parámetros que sirven para el diagnóstico oncológico.
  • Área de endocrinología: estudia la función, anatomía y alteraciones originadas en las glándulas endocrinas (cortisol, testosterona…).
  • Área de alergias: se centra en el análisis y muestreo de los alérgenos, las sustancias que pueden provocar una reacción alérgica. Así mismo, se lleva a cabo una monitorización del paciente con terapia hiposensibilizante.  
  • Área de toxicología: reservada para el análisis de drogas y otras sustancias químicas nocivas para el organismo. 

4. Inmunología

Esta especialidad del laboratorio de análisis clínico se centra en el análisis y diagnóstico de patologías relacionadas con el sistema inmunológico, para cuantificar los anticuerpos relacionados con determinadas enfermedades.

Las pruebas más comunes son las del VIH, COVID-19, varicela, herpes, hepatitis, rubeola, celiaquía, etc.

Se divide en tres áreas principales:

  • Área de HLA: tipificación de antígenos leucocitarios humanos en la sangre (HLA, por sus siglas en inglés). Se utiliza en caso de necesidad de un trasplante de órgano o células madre para ver su compatibilidad.
  • Área de autoinmunidad: dedicada al diagnóstico y control de las enfermedades autoinmunitarias (enfermedad inflamatoria intestinal, diabetes tipo I, celiaquía…).
  • Área de inmunología celular: estudia las formas de respuestas inmunitarias adquiridas, las células del sistema inmune relacionadas con las enfermedades. 

5. Genética

Esta especialidad ofrece apoyo para el diagnóstico, pronóstico y tratamiento de diferentes patologías de base genética o hereditaria

Veamos las dos grandes áreas en que se divide:

  • Citogenética: técnicas de diagnóstico prenatal y onco-hematológico, postnatal, cultivo celular-cariotipo. 
  • Genética molecular: mediante técnicas de biología molecular, identifica alteraciones en genes individuales, para el estudio de agrupaciones de genes y del exoma. 

Una vez que hemos visto las principales especialidades de laboratorio por análisis clínico, quizá te interese saber qué estudios son necesarios para convertirte en un profesional de este sector. Te lo contamos a continuación. 

¿Qué titulación se requiere para trabajar en alguna especialidad de laboratorio clínico?

Si quieres tener una preparación adecuada para desarrollarte profesionalmente en alguna de las especialidades de laboratorio de análisis clínico, existen distintos itinerarios formativos que pueden ayudarte a conseguirlo.

Así, la mayoría de personas que trabajan en las parcelas técnicas o facultativas de un laboratorio clínico provienen de la rama de las ciencias de la salud. Luego se han especializado con un curso de postgrado o un máster

Por la parte facultativa, encontramos titulados superiores en medicina, farmacia, química, biología, bioquímica… Normalmente, son los encargados de dirigir y organizar el laboratorio o alguna sección concreta. 

Por otro lado, el personal técnico y auxiliar se encarga de realizar las pruebas concretas según la especialidad, de gestionar los materiales, redactar informes y comunicar los resultados. 

Cualquiera de los perfiles universitarios citados puede trabajar como técnico de laboratorio, si se ha especializado en esta área.

Sin embargo, también existe una titulación de FP específica, Técnico Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico, que capacita para realizar este trabajo. 

Especialízate en análisis clínicos a través de un máster online

Si cuentas con una titulación universitaria relacionada con las ciencias de la salud u otra formación adecuada, existen diferentes vías para especializarte en análisis clínicos.

Así, puedes hacerlo a través de cursos, másteres o postgrados impartidos por diferentes universidades, escuelas y centros de estudios, tanto en modalidad presencial como a distancia.

Y es que, a día de hoy, el e-learning te permite compaginar estos estudios con un trabajo o cualquier otra formación. De este modo, podrás aprender los contenidos a tu propio ritmo, organizándote libremente y con toda la comodidad que esto supone. 

En este sentido, el Máster en Análisis Clínicos de CEMP adopta esta modalidad de formación online, ofreciéndote las siguientes características fundamentales:

  • Tiene una duración de 1.500 horas que se corresponden con 60 créditos ECTS.
  • Ofrece entre 60 y 300 horas de prácticas en empresas. Asimismo, este plan de estudios brinda al alumno/a un plan de empleabilidad para que pueda alcanzar sus objetivos profesionales a corto, medio y largo plazo.
  • Su equipo docente está formado por reputados expertos/as del sector: doctores en microbiología, en bioquímica, en biología, genética, microbiología, especialistas en anatomía y citología patológica, etc.
  • Este máster está dirigido a profesionales o estudiantes del campo sanitario que deseen formarse en las técnicas de laboratorio más avanzadas.
  • Sus contenidos están organizados por módulos para que el alumno/a tome contacto con las diferentes especialidades de laboratorio por análisis clínico. Dichos módulos abarcan desde la hematología hasta la parasitología, pasando por la microbiología, la genética o las técnicas bioquímicas e inmunológicas. De esta forma, este completo programa de formación cubre todos los flancos necesarios para formarte con garantías en el trabajo del laboratorio clínico. 

Ahora que ya sabes cuáles son las especialidades de laboratorio por análisis clínico, seguro que te resulta más fácil elegir la rama que más te interese y completar tu formación en esa línea.

En cualquier caso, es innegable que el área de análisis clínico sigue teniendo una alta demanda laboral, por lo que puede ser una magnífica opción para desarrollar una carrera larga, productiva e interesante.

Si quieres más información sobre nuestro programa de máster, no dudes en pedirnos más información sin compromiso. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

¿Quieres saber más acerca de alguno de nuestros Másteres?

Rellena este formulario y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo.

¡Quiero información!
Relacionados

Las noticias más relevantes para que no pierdas ningún detalle importante de este viaje.

Newsletter

Si quieres estar al tanto de las últimas noticias del sector y de nuestras formaciones, suscríbete gratis a nuestro boletín