cemp-horizontal-ok
pronador-o-supinador

Pronador o supinador: ¿cómo es tu pisada?

Artículo redactado por el equipo de CEMP

Validado por equipo docente

Validado por equipo docente

Saber si eres pronador o supinador en tu pisada es fundamental para evitar lesiones en el pie o en las piernas, así como para mejorar el rendimiento deportivo.

Por tanto, en este artículo veremos cuál es la diferencia entre ambos tipos de pisada, cuáles pueden ser las consecuencias de una excesiva supinación o pronación y cuál es la mejor forma de resolverlas o, al menos, aliviarlas.

 

Pronador o supinador: ¿cuál es la diferencia?

Como ya sabrás, los términos pronador y supinador hacen referencia al tipo de pisada que tiene una persona. De este modo, nos encontramos con tres posibilidades:

  • Pisada neutra: es aquella en la que se apoya la mayor parte del pie en el suelo, y donde el tobillo y las piernas se mueven de forma recta al caminar o correr. Por tanto, no se dan desequilibrios ni apoyos excesivos en una sección concreta del pie (interna o externa). Se calcula que alrededor de un 40% de las personas tienen este tipo de pisada, que es la más saludable.
  • Pisada pronadora: es aquella que se realiza apoyando la parte interior del pie, y en la que las piernas tienden a juntarse al caminar o correr. Es un tipo de pisada bastante natural, aunque si llega a la sobrepronación también suele generar problemas físicos. Se estima que hacia el 50% – 60% de la población es pronadora.
  • Pisada supinadora: en este caso, el tobillo tiende a inclinarse hacia afuera, con bastante separación de las piernas y produciéndose el principal apoyo en la parte exterior del pie al correr o caminar. Estadísticamente, es el tipo de pisada menos frecuente, correspondiendo a un 10% de las personas, de media.

El grado o nivel de pronación o supinación puede variar dentro de un rango, siendo especialmente preocupante en los grados más elevados.

 

¿Cómo puedo saber cuál es mi tipo de pisada?

La mejor opción para saber si eres pronador o supinador es consultarlo con un profesional, como puede ser un podólogo deportivo, un fisioterapeuta o un especialista en biomecánica.

Y es que la biomecánica del ejercicio es un área fundamental para la buena salud de los atletas y, al mismo tiempo, para optimizar el rendimiento deportivo. En este sentido, recuerda que la biomecánica ocupa todo un módulo de nuestro Máster en Entrenamiento Personal.

De todos modos, si quieres hacerte una idea aproximada de cuál es tu tipo de pisada sin acudir a un profesional, puedes fijarte en estos dos aspectos:

  • Desgaste del calzado deportivo: si observas un mayor desgaste de tus zapatillas en la zona interior de la suela, puede ser indicativo de que eres pronador. Por el contrario, si se da un desgaste excesivo en la parte exterior, podrías ser supinador.
  • Observa tus pies: colócate de pie y descalzo sobre una superficie plana y regular. Desde la vertical, observa la inclinación natural de tus pies. Si ves que basculan ligeramente hacia adentro, podrías tener pisada pronadora. Por el contrario, si tienden a inclinarse hacia afuera, es probable que tengas pisada supinadora.

Lo ideal es que acudas a un centro especializado para que te hagan un estudio personalizado de la pisada, sobre todo si has tenido ya alguna lesión o si percibes molestias al correr, de forma habitual.

 

Consecuencias de ser pronador o supinador: ¿realmente importa?

Una marcada pronación o supinación puede tener graves consecuencias, sobre todo si eres deportista profesional o si corres habitualmente.

Así, algunas de las lesiones o molestias más frecuentes son las siguientes:

  • En el caso de los pronadores, pueden producirse problemas tan incómodos como la fascitis plantar, la tendinitis o lesiones en el talón de Aquiles. También son habituales las ampollas, los callos y otras durezas en la planta del pie. En algunos casos, puede incluso producirse lumbalgia o problemas de menisco.
  • Los supinadores también pueden sufrir de fascitis plantar, además de tendinitis en los músculos peroneos. Por otra parte, suele darse un elevado riesgo de esguinces o, en los casos más graves, de fracturas. Es posible que también experimentes otro tipo de molestias en los gemelos.

En ambos casos, también podrían llegar a producirse algunos problemas en la cadera, si no se ataja el problema a tiempo.

 

¿Cómo resolver los problemas de pisada pronadora o supinadora?

Una vez que sepas si eres pronador o supinador, es importante que tomes las medidas correctoras pertinentes, siempre asesorado por un profesional.

Sin duda, la opción más conocida y eficaz es el uso de plantillas correctoras, hechas a medida bajo la supervisión de un podólogo deportivo. Con ellas lograrás estabilizar la pisada y tendrás un mayor equilibrio al correr.

También hay zapatillas de running específicas para cada tipo de pisada.

Por otra parte, realizar ejercicios de flexibilidad diseñados para mejorar la movilidad del tren inferior o practicar yoga, puede ayudar a mejorar el exceso de supinación o pronación.

 

En definitiva, saber si eres pronador o supinador es imprescindible para prevenir la aparición de lesiones, mejorar el rendimiento deportivo y evitar molestias después de correr. De lo contrario, las consecuencias a medio y largo plazo pueden llegar a ser especialmente graves.

Bibliografía

  • Rubio Castillo LM. Diseño de un sistema de calzado personalizado [Internet]. dspace.uazuay.edu.ec. 2019 [citado 2024 Mar 13]. Disponible en: https://dspace.uazuay.edu.ec/
  • Ruibal B. Análisis de pisada [Internet]. Mundo Entrenamiento. 2014 [citado el 13 de marzo de 2024]. Disponible en: https://mundoentrenamiento.com/
  • Rosales Argoti DA. Análisis multicéntrico del tipo de calzado deportivo y su relación con la pisada en atletas que realizan su entrenamiento en distintos parques del Distrito Metropolitano de Quito. repositoriopuceeduec [Internet]. 2014 [citado 2024 Mar 13]; Disponible en: https://repositorio.puce.edu.ec/

¿Quieres saber más acerca de alguno de nuestros Másteres?

Rellena este formulario y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo.

¡Quiero información!
Relacionados

Las noticias más relevantes para que no pierdas ningún detalle importante de este viaje.